REFLEXIÓN Y SENTIMIENTOS

EL MAR EN CALMA NO HACE BUENOS MARINEROS

Sin duda, el mar de la vida nos trae olas tempestuosas en unos tiempos y olas en calma durante otras épocas. Entonces cobra vital importancia, fortalecer el carácter y humillar  la soberbia durante los tiempos difíciles, para que cuando llegue la calma podamos gozarnos y dar gracias por las lecciones recibidas.

“Solamente los que arriesgan llegar demasiado lejos son los que descubren hasta dónde pueden llegar”. T. S. Eliot.

La sabiduría se adquiere en mayor medida de las experiencias de situaciones difíciles, que de una vida cómoda y sin mucha preocupación.
Recordad siempre que …

EL MAR EN CALMA NO HACE BUENOS MARINEROS

“La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco.”  Jacinto Benavente.

Aún en la pérdida de los seres que amamos, encontramos con el tiempo, una paz abundante cuando descubrimos que ese ser que se fue al cielo, nos amó tanto, que luchó con nosotros buenas batallas y más aún, que su partida nos hizo mejores hombres y mejores mujeres. Todo es perfecto aún la muerte.

«Ningún mar en calma hizo experto a un marinero». Proverbio.

Se necesitan olas altas y fuertes marejadas para aprender a sortear los difíciles océanos de la vida. El carácter se templa, la intuición se agudiza, el alma se sensibiliza, el corazón se ennoblece y el espíritu se transforma para llevarnos a una vida plena, válida de haberla vivido.

Por esto, entre mas sinuoso sea el camino que me lleve a la plenitud de mi vida, mas dichoso será el recuento de los recuerdos en mi vejez.

2 Comentarios

  • carmenza

    bellicimo,, tan vigente y propicio; haré uso de todo éste pensamiento para mi crecimiento actual y el de los que me son dadas a cargo. gracias

    Responder
    • Francisco Armando

      Gracias a tí por leer mi blog.

      Responder

Deja una respuesta