REFLEXIÓN Y SENTIMIENTOS

SIEMPRE HAY UN MOTIVO PARA TENER UNA VIDA CON PROPÓSITO

Caminar por la vida sin propósito alguno, es navegar por un mar de oscuridad, sin rumbo y sin idea del destino que nos espera al final del camino. Cuando en la vida ya no hay un propósito, el alma se enferma y el cuerpo sucumbe, viene la muerte.

Si uno es jóven aún, se debe encontrar el sentido por el cual despertar todas las mañanas, un motivo para trabajar y dormir en paz por las noches. Si se es viejo, el motivo para seguir viviendo pudiera ser piedra de apoyo para el que viene atrás.

Siempre hay un motivo para tener una vida con propósito. Encuentra el tuyo.

No se encontraron Comentarios

Deja una respuesta