OTROS AUTORES REFLEXIÓN Y SENTIMIENTOS

EL CAMBIO: UN PEQUEÑO PASO

Después de mi accidente, volver a la vida normal ha sido muy complicado. Romper la inercia de una calamidad cuesta una inmedible dosis de voluntad. Solo es un pequeñísimo paso para echar a andar un cambio, un cambio que puede ser para mal o para bien.

Hoy he vuelto a echar mano de mi decisión de no permanecer quieto sentado en un sillón, viendo pasar la vida entre letras y pensamientos, mejor le porgo acción al cuerpo para que no dejen de fluir las palabras inquietas que se niegan a quedarse como eternas inquilinas de mi mente.


Una vez más …


¡ rompí la inercia !

No se encontraron Comentarios

Deja una respuesta